Diario de una embarazada (7)

M. Martes 05 de septiembre del 2007

Estoy de 33 semanas que se supone que es de 7 meses y algo.

Ay! Dios! que esto esta cada vez más cerca.

Como desde el 15 de agosto no he escrito nada tengo un par de cosas que contar.

Primero, el día 20 de agosto tuve la visita con la ginecóloga, otra nueva con la que no había coincidido nunca (para variar).
Sabeis que todavía no sabía si me habia salido bien la prueba del azúcar y estaba bastante nerviosa.
Primero, llegamos y la doctora va con media hora de retraso, así que síentate y espera tu turno.
No se si os he contado que en las visitas al ginecologo (de obstetricia – embarazadas) lo primero que hacen es cogerte la muestra de orina, tomarte la tensión y pesarte.

Pues bien, cuando por fin nos toca (yo ya un poco cansada de esperar, suerte que hay sillas en la sala de espera), lo primero que me dice es porque estoy allí, que si he cambiado o pedido cita para ese día.
Eso ya me pone de los nervios, encima que me toca cada vez una tía diferente, que no me conocen de nada, me citan para fechas que no les sirve de nada.
A eso, yo le contesto que esa cita me la dió la otra ginecóloga y que lo que me tiene que decir es si ha salido bien la prueba del azúcar.
Y me dice “No ha salido bien, pero no ha salido mal, asi que la tenemos que volver a repetir”
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡OTRA VEZ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
¿Pero de que van? Y eso que me toman la tensión, estaba tan cabreada que la tensión salió fatal, así que me dijo que mejor me la tomaba después.
Y me dió hora para hacerme la prueba y un analisis de sangre del tercer trimestre.
Luego nos hace ecografía (sin darnos foto, que digo yo, ¿Que le cuesta imprimir a nuestro bebito?). El bebé por suerte está desarrolado y su posición es perfecta, ya está casi preparado para salir (aunque todavía le falta, así que por la cuenta que le trae que no salga todavía o va a ver a su mami enfadada ^_^!).

Por cierto, pesa 1,900 Kg. Y está perfectamente, que es lo importante.

Bueno, al final me hace salir y me dice que despues me vuelve a llamar para tomarme otra vez la tensión y darme las horas del analisis, la prueba del azucar y la siguiente visita.

No se me quitaron ni los nervios ni el cabreo, asi que al cuarto de hora (esperando otra vez) que me tomó la tensión estaba un poco mejor pero no mucho. Y me da todos los papeles.

Bueno, cuando llego a casa y me miro las horas me doy cuenta que me ha dado hora de ginecologo (con ella otra vez) el jueves 13 de septiembre, cosa que no puede ser, porque a partir de mañana día 6 de septiembre tengo las clases preparto cada jueves. Pero como es muy tarde tengo que llamar al día siguiente.

Esto de verdad que es una odisea.

Al día siguiente llamo. Os explico una cosa, en la hoja que te dan con la hora, el lugar y el médico te pone que si ves que no vas a poder ir, llames a ese telefono para cambiarla o anularla (tienes tiempo hasta las 14:00).
Pues bien, llamo para cambiar la hora y me dicen que ellos no pueden cambiar las horas de obstetricia, que llame a otro número, pero que solo trabajan hasta las 11:00 apróximadamente. (La verdad es que es un poco indignante).

Así que hasta el día siguiente no puedo llamar. A las 10:00 de la mañana del miércoles llamo. Se me pone al teléfono una enfermera de obstetricia.
– Hola buenos días, llamo porque me habeis dado hora para el jueves 13 de septiembre a las 10:00 de la mañana y tengo clase preparto de 10:00 a 12:00 así que no puedo hacer las dos cosas.
– Pues me parece que no te lo voy a poder cambiar, pero espera que te lo miro (que no puede cambiar el que??? Las clases preparto???? O la visita del ginecologo que es para el mes que viene???).
– Vale.
– Pues mira, aquí tengo apuntado que la clase preparto la tienes para el 6 de septiembre. (Esta tia es tonta).
– Ya, empiezo el jueves 6 de septiembre, pero ¿no se hacen cada jueves?
– Ay! si! Tienes razón. (para matarla). Pues un momento que te miro las horas.
– Ok.
– Pues es que para la dra “e” no tengo horas, pues es el único día del mes que tiene. (Solo trabajan un dia al mes?????? Patetico!)
– No te preocupes, si es la primera vez que la he visto, siempre me toca una diferente, mirame otra. (A estas alturas que mas me da un ginecologo que otro, si los estoy conociendo a todos, eso me hará más fácil aceptar que me atienda el ginecólogo de guardia el día del parto).
– Quieres que te mire algun ginecologo en particular.
– Si quieres mirarme a la dra “m”, es con la que he coincidido más veces. (de momento la he visto dos veces, es la vieja esa que el primer dia estuvo tan borde y la segunda vez parecia mas simpatica).
– A ver, es que no se para que tienes esta visita (si no lo sabe ella, lo voy a saber yo).
– Para que me de los resultados de la prueba del azucar que tengo este viernes y el analisis de sangre ¿puede ser para eso?.
– Ay! no se, pero te la voy a dar más tarde y asi no te hacemos volver para el siguiente reconocimiento (tiene su logica pero… no cuadra mucho).
– Vale, lo que tu me digas….

Al final me dió hora para el martes 18 de septiembre (21 días despues de que me hagan la prueba del azucar y el analisis de sangre para saber si necesito hierro o alguna vitamina).
Creeis que va a servir de algo un analisis de hace un mes????? Anda que no pasan cosas en tanto tiempo.
Pero en fin, es lo que hay, entre que no te cuentan nada y te llevan mareada por el camino de la amargura, estoy empezando a odiarlos a todos.

Seguimos.
El día 29 de agosto (miércoles) me hice la prueba del azúcar (y el análisis de sangre).
Ya preparada (y con experiencia) le pedí a la enfermera que me tumbara en la camilla para no marearme.
Bueno, pues esta vez me volvieron a poner la cánula. Es un tubito que te ponen en el brazo segun ella para no hacerte más pinchazos (pero este duele por los tres).
Primero, volvió a chorrearle la sangre, pero esta vez la enfermera estaba preparada y habia puesto una papelera debajo (la vez anterior la tiro toda por el suelo).
Joer, que es mi sangre, que no la desperdicien.
Y bueno, me dieron el liquidito ese sabor naranja (bastante malo). y ya sabeis a pasar alli tres horas.
Esta vez me maree un poco más que la anterior.
Bueno, yo pensaba que la enfermera que me toco (la misma que la vez anterior), no sabia mucho de lo de sacar sangre, pues lo de poner la canúla no se le da muy bien, y la otra vez en la ultima extraccion se le habi coagulado y de alli no salia nada.
Pero me equivocaba. Esta me puso la canula con bastantes problemas, pero luego me toco otra que esra una novata de mucho cuidado.
Se me habia echo un coagulo y como no salia sangre empezo a urgar con la aguja/cánula en el brazo, Dios! que daño. Al final tuvo que pedir ayuda y me quedó el brazo super dolorido.
En la siguiente extraccion vino la de siempre y esta vez ya no pudo sacar ni una gota. A lo que se le ocurrió sacarme la cánula y sacarme la sangre con una aguja normal. (Ya era hora!!!!!!). Asi que me pinchó en el otro brazo.
Y a la hora siguiente me pincho en el brazo dónde habia estado la cánula y ya nos pudimos ir.

Pues bien. Estamos a 5 de septiembre, hace 8 días que me han echo la prueba y todavía tengo unos moraton enooooooooooooormeees en los brazos. Desde ayer me estoy poniendo Thrombocid y ahora esta remitiendo pero era realmente espeluznante.

Mi marido dice una frase muy pero que muy acertada: “Estas en vez de haber estudiado para enfermeras lo hicieron para ‘banderilleras'”.

En conclusión, no voy a saber lo del azúcar hasta el 18 de este mes, asi que si me tienen que controlar el azucar no les va a dar tiempo.

Estoy un poco bastante cabreada con todo ellos.

Sobre como estoy pasando estos días… pues depende. Los días que ha echo tanto calor muy mal. Pero con la llegada del fresquito de vicio.
Me canso mucho mas que antes, pero ya estoy acostumbrada.
Y ahora bebito me da unas patas que parece que quiere salir disparado, me han recomendado que le ponga musica clasica para calmarlo, asi que ya os contare como va.

Un beso y hasta el próximo post.

Autor: neusitas

Comparte este post

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This