¿Sirena o Ballena?

Modelo de Tallas GrandesLas Redes Sociales no dejan de sorprenderme como herramienta de comunicación entre personas. Robándole el eslogan a Nokia un segundo, diré que las Redes Sociales siempre están ‘Connecting People’. Ya sí es como nos enteramos de las cosas, porque a un amigo de un amigo le ha parecido curioso o interesante algo y ha decidido compartirlo con el resto de sus conocidos y estos al resto del mundo.

A través de Facebook he visto este artículo que me gustaría compartir con vosotros, ya que a lo mejor, si no conocéis a la persona en concreto no podréis entrar en él.

Hace algún tiempo a la entrada de un gimnasio se podía ver un cartel con la foto de una chica de fisico espectacular con escrito: “este verano, quieres ser sirena o ballena?”

Se cuenta que una mujer, de la que no conocemos su aspecto físico, respondió a esta pregunta de la siguiente manera:

Estimados señores, las ballenas están siempre rodeadas de amigos (delfines, focas, humanos curiosos), tienen una vida sexual muy activa y crían a sus pequeños con mucho cariño.
Se divierten como locas con los delfines y comen gambas hasta empacharse. Nadan todo el día y viajan hasta lugares fantásticos como la Patagonia, el mar de Barens o las barreras coralinas de Polinesia.

Cantan estupendamente y algunas veces hasta graban cds. Son animales impresionantes y muy queridos, a los que se defiende y admira en todo el mundo.

Las sirenas no existen.

Pero si existieran harían cola en la consulta del psicólogo debido a un problema de desdoblamiento de la personalidad, mujer o pescado?

No tendrían vida sexual y no podrían tener hijos.
Serian graciosas, es cierto, pero solitarias y tristes.
Y ademas, quien querría a su lado una chica que huele a pescado?

Sin lugar a dudas, yo prefiero ser una ballena.

En una época en la que los medios de comunicación nos meten en la cabeza que solo las delgadas con bellas, yo prefiero comerme un helado con mis hijos, cenar con mi marido, comer y beber y divertirme con mis amigas.

Nosotras las mujeres ganamos peso porque acumulamos tanta sabiduría y conocimiento que no nos caben en la cabeza y se distribuyen por todo nuestro cuerpo.

No somos gordas, somos enormemente cultas.
Cada vez que veo mis formas en el espejo me digo: “qué inteligente soy!”
De: Juan Pablo Montero

Lo que acabáis de leer no solo me gusta, sino que me encanta. Los que me conocéis sabréis que delgada no estoy, y aunque hago dieta (de vez en cuando) lo importante es sentirse bien con uno mismo.

Foto: Diario de Belleza y Estilo by Lucy

Autor: neusitas

Comparte este post

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This